El Nostre Arxiu Fotogràfic

#MuseumSelfie: ¿Contemplas o interactúas?

Olivia Muus. “Retrato con selfie” (2014)

En el contexto de la cultura de los media, los conceptos de verdad y falsedad han perdido cualquier validez. Todo es verdadero y falso a la vez”. Empiezo este artículo con una frase de “El beso de Judas. Fotografía y verdad” de Joan Foncuberta que, sin duda, creo describe muy bien esta imagen de la comerciante y diseñadora Olivia Muus. El instante que muestra esta fotografía y la obra de arte que en ella aparece son reales, pero lo que en ella se intenta mostrar, una mujer retratada en una pintura haciéndose un “selfie”, es falso. Sin duda esta fotografía es, al mismo tiempo, una prueba fehaciente de la producción de nuevas representaciones digitales postfotográficas y de una sociedad, la nuestra.

Hoy en día todos tenemos a nuestra disposición una cámara fotográfica, ya sea en nuestros teléfonos móviles o porque disponemos de una cámara réflex o compacta, y contamos con todo un monstruo de la difusión: internet. El resto, lo pone nuestra imaginación. La sociedad actual lo fotografía todo y lo comparte todo en redes sociales, de hecho en muchos casos se hacen fotografías con el mero objetivo de publicarlas en las redes y que sean virales. En ocasiones, incluso conseguimos esa viralidad y de la noche a la mañana podemos crear un proyecto cultural. En resumidas cuentas, esa es la historia de Olivia Muus.

El primer teléfono móvil que empezó a llevar incorporada una cámara trasera fue el construido por Philippe Kahn en 1997. Con el paso de los años, la industria de la telefonía móvil percibió que los usuarios de estos teléfonos móviles se hacían fotografías, a sí mismos o en compañía, girando el teléfono sin poder ver qué fotografiaban. Así fue como, a consecuencia de ello, en el año 2004 asistiríamos a la aparición del primer teléfono con cámara frontal, un Motorola V3. A partir de entonces, la creación de selfies se ha convertido en una auténtica religión y encontrar el selfie más original que pueda conseguir la viralidad que ofrecen las redes, es el objetivo de casi todos sus usuarios. Nos podemos encontrar en cualquier red social, ya sea Twitter, Facebook o Instagram, selfies de todo tipo: de autorretrato, como prueba de haber estado en un lugar, de conmemoración de una quedada de amigos, etc. La religión del selfie acostumbra a ser cotidiana, pero como en toda práctica, la originalidad siempre puede reactivar la misma y darle nuevos usos o sentidos.

Olivia Muus en 2014, formando parte de esta nueva religión tomó un día un selfie original. Puso su mano y su teléfono delante de una obra de arte, un retrato, y lo fotografió. El resultado, la mujer retratada en la pintura haciéndose un selfie. Acto seguido lo colgó y creó una nueva moda dentro del apasionante mundo de los selfies. Una nueva moda que se convirtió en viral y que animó a miles de personas a seguirla a pies juntillas.  Muestra de ello, es un perfil en Instagram, hoy ya un poco abandonado, con casi 5.000 seguidores y varios hashtags en la misma red social como #museumselfie con más de 15.000 fotografías publicadas.

Cabe destacar que aunque esta moda pueda parecer ridícula, muy probablemente ha animado a más de uno y de una a acercarse a un museo sólo con el objetivo de tener su museumselfie. Por tanto, el perfil “museumofselfies” de Olivia Muus contribuye a la difusión del arte, ya que en sus primeras imágenes el selfie en sí era un todo, pero muy pronto seguidores de su perfil empezaron a preguntar publicación tras publicación qué obra de arte era la escogida para el curioso selfie y en qué museo se encontraba. Como resultado, un perfil lleno de obras de arte haciéndose selfies, pero con referencias respecto a la obra. En definitiva, esta nueva moda ha supuesto una nueva forma de difundir la cultura, de difundirla y percibirla al modo que tenemos de hacerlo las nuevas generaciones que hemos nacido en esta era de la web 2.0. Y es que al final, aunque el conjunto de la fotografía y su mensaje principal sea falso, detrás de ella hay una realidad, una obra de arte.

Adrián Cruz Espinosa

pròxim Publicar

Anterior Publicar

Deixar una resposta

© 2018 El Nostre Arxiu Fotogràfic

Autor Anders Norén